Laboratorio de Interactividad Corporal

Blog acerca de la experiencia y el proyecto del grupo residente del Laboratorio de Interactividad Corporal en el Centro Hipermediatico Experimental Latinoamericano (cheLA), conformado por Constanza Casamadrid, Myriam Beutelspacher, Ezequiel Steinman, Juan León y Ezequiel Abregú.


Es una exploración escénica, corporal, sonora y tecnológica que indaga en los mecanismos de memoria como principal elemento para la reconstrucción de una casa que ya no existe 🏡 y la imposibilidad de recuperar objetos perdidos como consecuencia del exilio.

>>Videominuto

Actualizado mensualmente.

Gracias por leer 🙂

Invitación

 

MES_6

Cierre del proyecto

La residencia por fin llega a su final después de seis meses. Después de mucha exploración dramaturgica mezclada con experimentación tecnológica, finalmente llegamos a un resultado que se presentará el próximo 1 de septiembre.

En búsqueda de un final

Una de las últimas cosas que quedan aún por definir con precisión es cómo iniciar y cómo terminar la performance. Por el momento existen varias alternativas, pero será necesario decidir con cuál presentar el proyecto, aunque el proceso de creación aún no está terminado.

Descripción actual del proyecto

Los Abuelos Artificiales se articula en torno a una situación autobiográfica de nuestra “performer”, Constanza. Mexicana y nieta de exiliados en el 76, llegó al país hace un par de años (¿qué la trajo acá y no a otro lugar?). El desarrollo gira torno a la reconstrucción pormenorizada de la casa que alberga los recuerdos de sus generaciones precedentes. Para esto ha montado un dispositivo inteligente que nombra los Abuelos Artificiales, que la asisten con una respuesta virtual a su presencia y, acorde a los datos que aporta, le otorgan una “identidad”. La casa real, ubicada en la calle Sáenz Peña #1041 en Zárate significa la posibilidad de confrontar el estado actual de la arquitectura operante del recuerdo de su familia. ¿Pero para quién tiene interés esa casa realmente? ¿Qué valor tiene la verdad que ahí reside?

Ficha técnica

Performance: Constanza Casamadrid

Diseño Multimedia: Myriam Beutelspacher.

Diseño de Interactividad: Juan Camilo León Sarmiento

Programación: Juan Camilo León Sarmiento, Luciano Toledo, Constanza Casamadrid

Diseño Sonoro y Música Original: Ezequiel Abregú

Dramaturgia y Puesta en Escena: Ezequiel Steinman

 

MES_5

Sonoridad

Después de valorar el trabajo sonoro hasta el momento, nos dimos cuenta que existía una oportunidad para mejorar la obra si lográbamos desarrollar todo el potencial sonoro que tenía la escena Casa Sonora. Dicha escena se compone de un recorrido físico por el espacio, que consta de una proyección cenital del mapa ficticio de la casa, sumada a los sonidos que podrían existir en el lugar exacto en el que se situa la performer.
Fue así como decidimos buscar la ayuda de Ezequiel Abregu, Dr. en Percepción Audiovisual de distancia. Algunas de las observaciones que nos dio fueron las siguientes:

El espacio podría estar sonorizado de manera espacializada, creando posibles fuentes del sonido en determinarios lugares. Esto se logra gracias a que el espacio cuenta con cuatro parlantes localizados en las cuatro esquinas del escenario.

El sonido estaba hasta el momento acompañando al universo visual. En cambio, el universo sonoro podría crear un imaginario en sí mismo, completando y no solo acompañando la visualización.

Por último, los sonidos deberían armar una atmósfera de manera progresiva, en vez de solo sonar sólo cuando la performer recorra determinados espacios.

Feedback

Tuvimos también algunas reuniones con personas que nos dieron su punto de vista para mejorar la obra. En primer lugar platicamos con Jeff Burke y con Jared Stein, de REMAP. Después tuvimos algunos ensayos abiertos con Belén, Francisca y Santi. Sus observaciones nos sirvieron para refresar nuestra mirada hacia el proyecto.

El guión -casi- definitivo

En estos momentos el guión está ya casi terminado. Existen monólogos, voces en off, voces que narran, acciones específicas para cada escena interactiva, etc. Se inicia con una dinámica grupal con el público, para después invitarlos a sentarse y escuchar el resto del performance. Los roles de todo el equipo también se encuentran descritos en el guión: cuándo se prenden o apagan ciertas proyecciones, qué sonidos se disparan en qué momentos, etc.

 

MES_4

¿Qué sería de la memoria sin el olvido?

En mayo exploramos la idea del olvido. De la figura materna a través de la abuela, Mercedes, quien no recuerda -¿quizá de manera selectiva?- casi nada del exilio ni de Zárate ni de la casa en la que vivió tantos años.

Exploramos el olvido. La negación. El Alzheimer. Visualmente estamos trabajando con la imagen de una tomografía cerebral y los audios de Mercedes, quien dice recordar todo acerca de Zárate, pero después, al ser interrogada en especificidades, termina por evadir la conversación.

En cuestiones técnicas seguimos avanzando con la parte sonora y visual de la obra, de manera que los detalles que componen la casa se fueron haciendo más concretos. La interacción en cada escena se fue ensayando de distintas maneras, cambiando los diálogos, los movimientos y las acciones.

Zárate

Hicimos también una visita a Zárate. El equipo completo conoció al abuelo, José María. Le realizamos una entrevista que fue grabada. Se habló de México y del exilio. De la casa, de la memoria. También visitamos la casa, ubicada en Sáenz Peña 1041. Estuvimos fuera un buen rato. Filmamos varios videos. Charlamos con los vecinos y coqueteamos con la idea de tocar el timbre. Finalmente Ezequiel tocó el timbre, pero no obtuvimos respuesta.

 

 

MES_3

Maduración y materialización de ideas audiovisuales

El tercer mes de la residencia fue un mes de maduración de ideas que después se materializaron de forma audiovisual a través de imágenes y videos. Afinamos detalles en cuanto a los materiales ya realizados, para mejorarlos en cuestión de optimización de recursos en materia digital, con la ayuda de Luciano Toledo. También comenzamos a trabajar con audio, con la idea de poco a poco ir creando la atmósfera de una casa a partir de su recorrido.

El concepto del proyecto ha evolucionado y ahora se puede dividir en tres partes. La primera es aquella que cuenta cómo la casa se ha ido creando en la memoria de todos los integrantes del grupo, a través de ejercicios de posmemoria que incluyen recorridos imaginarios, dibujos y narraciones. La segunda parte es la confrontación que presenta el dibujo de mi abuelo José María, poniendo en crisis la casa que ya habíamos imaginado y que evidentemente no se acerca a la realidad, pero ¿cuál es la realidad? ¿acaso el dibujo hecho por alguien que vivió ahí hace 40 años? Esta parte del trabajo explora la historia detrás de la idea. La figura paterna y de abuelo. El concepto de exilio, del no regreso.

Descripción del proyecto actual

El trabajo se articula en torno a una situación autobiográfica de Constanza -parte del colectivo- que es mexicana, y nieta de exiliados en el 76, que vino al país por primera vez a estudiar su maestría hace un par de años. El desarrollo gira torno a la reconstrucción pormenorizada de la casa que se perfila en los recuerdos de su familia que han sedimentado en ella desde siempre. Ella puede reconstruirla como si hubiese estado, sin jamás haber estado ahí. Una reconstrucción que luego coincide en muy poco con la descripción del lugar que pide a su abuelo y obliga a contrastar las entidades de ambos esfuerzos de la memoria: son disímiles y coexistentes. La casa real, ubicada en la calle Sáenz Peña, en Zárate permanece como una tentación constante, la de ir a visitar su estado actual, la arquitectura operativa del recuerdo de otra familia. ¿Qué valor tiene la verdad residente en esa casa, cuando vemos que la memoria construye de otra forma, otras realidades? C. se plantea comprar la casa y devolvérselas a sus abuelos, pero ¿ellos quieren eso realmente? ¿Qué amenaza esconde esa casa para C.? ¿En qué medida puede condicionar sus decisiones de futuro? El título de trabajo, al momento es Abuelos Artificiales.

 

MES_2

Forma de trabajo, proceso creativo

Durante el segundo mes nos preocupamos por desarrollar conceptualmente la idea, además de seguir avanzando en materia tecnológica. Nuestra forma de trabajo se basó en la experimentación, el análisis de sus resultados y de nuevo la experimentación retroalimentada por las experiencias previas. El proceso creativo grupal se basó en las ideas colectivas como disparadores que se intentan traducir al plano tecnológico y viceversa. Basándonos en nuestro cronograma que sirve para aterrizar y decantar ideas en función al tiempo que tenemos de residencia, hicimos un guión multimedial, uno con un perfil más tradicional y dividimos las tareas entre los cuatro integrantes.

Experimentos, aciertos y frustraciones

Comenzamos por reunirnos dos veces a la semana a realizar nuestros primeros ejercicios de posmemoria, que consistieron en imaginar con los ojos cerrados la casa de los abuelos de Constanza, a partir de la narración del imaginario de ella misma. Posteriormente cada integrante dibujó aquello que imaginó. De esta manera fuimos creando un acervo de dibujos y memorias que se fueron retroalimentando. Se le pidió también al abuelo de Constanza que hiciera un mapa, poniendo en crisis aquello que se había imaginado con la nueva “realidad”. Otro experimento fue crear una secuencia de pasos para hacer el recorrido de la casa en distintos estadíos o etapas de su creación. La idea es irla imaginando para poco a poco evocarla y generar una atmósfera que nos haga sentir que en verdad estamos dentro de ella. Enlistamos temas/conceptos para trabajarlos a manera de módulos, pensando así el performance como algo no lineal.

Si bien hemos avanzado, por momentos hemos sentido frustraciones en el plano tecnológico, algo que consideramos normal en proyectos multidisciplinario, sobre todo cuando se le suman nuevas tecnologías. Es por ello que hemos buscado más apoyo para poder continuar con el proceso creativo sin atorarnos y perder tiempo en resolver cuestiones técnicas.

Actualmente nos encontramos en una etapa de producción audiovisual y de rutinas performáticas.

MES_1

Introducción a la residencia

Iniciamos el Laboratorio de Interactividad Corporal (LIC) en marzo de 2018 bajo la consigna de explorar las relaciones entre el cuerpo y la memoria, tanto tecnológica como biológica, en particular las imperfecciones, fisuras y las limitaciones de cada una. Arrancamos con una semana intensiva de workshops para capacitarnos a los grupos seleccionados en el uso de OpenPTrack, en el software audiovisual TouchDesigner y en herramientras/estrategias dramatúrgicas.

Durante esta semana pudimos conocer a los otros dos equipos seleccionados: FLOCK (Julián Aguirre, Dionisio Pérez y Ezequiel Peralta) y RECORTE DE JORGE CARDENAS (Juan Pablo Gómez, Pablo Censi, Florencia Montaldo, Patricio Testolin, Paula Coton, Fabián Sguiglia y Fernando Toth). La convivencia entre residentes fue muy divertida y fuimos testigos de la calidad humana y profesional de todos los integrantes de ambos equipos: FLOCK trabajando en un proyecto de expresión corporal grupal a través de la danza, el sonido y el arte generativo y RECORTE DE JORGE CARDENAS enfocados a su vez en un proyecto también de expresión corporal pero del palo de la acrobacia, con fuertes elementos musicales, visuales y políticos.

Conocimos también a nuestros anfitriones en cheLA: Santiago Núñez, Belén Tondo, Francisca Armando y Federico Roitberg, así como a los integrantes del grupo de investigación de REMAP (Centro de Investigación en Ingeniería, Medios y Performance) de la UCLA (Universidad de California, Los Ángeles), liderado por Jeff Burke y conformado por Zoe Sandoval, Sam Amin, Peter Gusev, Matthew Ragan y Jared J. Stein, equipo potenciado por la presencia de dos investigadores de Bulgaria: Georgi Atanassov and Petko Tanchev.

El objetivo de esta semana intensiva fue, además de introducirnos a la tecnología, hacer una presentación de lo que sería el inicio del inicio de nuestro proyecto de investigación. También tuvimos un par de charlas interesantes con Diego Pimentel (Director del Centro Cultural San Martín) y Miguel Galperín (Director del Centro de Experimentación del Teatro Colón) que nos abrieron nuevos panoramas y maneras de pensar la experimentación durante la residencia. Adicionalmente, fuimos agasajados con asados en más de una ocasión.

 

Nuestro proyecto (Intuiciones, introducción)

Nuestro proyecto inició con nuestras intuiciones acerca de la memoria y la corporalidad, aportando cada integrante un poco de su experiencia personal: Ezequiel desde la dramaturgia, Myriam desde el performance digital, Juan Camilo desde la programación y el diseño industrial y Constanza desde el performance y su investigación en torno a la memoria y el exilio.

El proyecto comenzó con la idea de una pieza con narrativa de carácter proyectivo o hipotético  acerca de la posmemoria (Hirsch, 1996): una poderosa forma de memoria cuya conexión a su origen no está mediada por el recuerdo sino por la imaginación y la creación. Es la experiencia de aquellos que crecieron con narrativas dominantes que precedieron sus nacimientos y que no pueden ser completamente comprendidas o recreadas. Son recuerdos compartidos a través de la narración oral en el núcleo familiar que si bien no fueron vividos por el interlocutor (es decir, no pueden ser recordados), se ven apropiados para dar origen a nuevas memorias a través de la imaginación.

La imagen mental de la casa materna de Constanza, en la que vivían sus abuelos y su madre antes de ser exiliados políticos de la dictadura militar argentina de los años 70. Constanza nació en México, muchos años después del golpe de estado. Sin embargo, pasó muchos años escuchando historias acerca de Argentina y acerca de dicha casa. Si bien ella pudo visitar la casa después de 40 años de ser deshabitada por la familia original, solo pudo verla por fuera. Aún así, ella tiene una imagen mental de cómo es la casa por dentro, imagina cómo vivió su familia anteriormente dentro de ella y también imagina a la sociedad argentina de los años 70.

La narrativa del proyecto articula entonces una suerte de reverso de la posmemoria. Memorias implacables que invaden un futuro hipotético. La fantasía de empezar todo de nuevo puede no ser tan limpia debido a que los errores se repiten y el pasado y la memoria y muchos comportamientos se vuelven a presentar a través de la superposición de una imagen anterior (memoria) en ese espacio vacío, lienzo en blanco que es esa especie de casa fantaseada.

Se propuso utilizar un plano cenital con seguimiento de personas y objetos (tracking) para integrar una acción física a un imaginario expandido o espacialidad expandida a través de proyecciones (mapping). Mezclar a alguien que camina en un espacio que al mismo tiempo es capturado por una cámara e integrado como una imagen de plano cenital, incorporando mediante este procedimiento otro tipo de elemento digitales o proyecciones. Imágenes de alguien que entra al espacio vacío que es la casa fantaseada, ese lugar completamente nuevo en el cual se van mezclando relatos pasados. Situación de página en blanco que detona recuerdos que se superponen involuntariamente o voluntariamente cuando esa casa vacía, en blanco, se amuebla virtualmente con recuerdos.

Primera presentación del proyecto (observaciones, experiencias)

Al finalizar la semana de workshops, cada equipo presentó lo que hasta ese momento había podido desarrollar a partir de las nuevas tecnologías aprendidas y la idea original. En nuestro caso presentamos un performance que introducía al público a la memoria de Constanza y presentaba la fachada de la casa materna de su madre antes de ser exiliada del país. Poco a poco se exploraban las posibilidades de entrar a la casa a través de acciones como dibujar y recorrer el espacio para irla llenando poco a poco con recuerdos prestados y finalmente, con los del público, a partir de su participación activa en el escenario.

Los resultados fueron estimulantes, debido a que además de lograr interactividad del palo virtual con el trackeo, existió interactividad humana a través del diálogo y la participación del público, al cuál se le planteó la pregunta “¿Qué objeto recuerdas de la casa de tus abuelos?”. De esta manera, la participación grupal llenó la casa de recuerdos colectivos que dieron pie a poder pensar en patrones (varios recordaron pianos, guitarras, jaulas, cuadros, fotografías) y en la manera en la que funciona la memoria espacial y objetual. Fue particularmente interesante una participante que recordaba un mueble con seis cajones, cada uno con distintos objetos: fotografías, joyas y etc. Eso nos habla de la imagen visual que se retiene de un objeto, a pesar de que los años pasen de largo. Otro caso fue el de otra participante que no conoció a sus abuelos. Habíamos pensado en esa posibilidad y finalmente llegamos a la conclusión de que alguien así es ideal para este ejercicio, ya que podemos articular ejercicios para imaginar cómo pudo haber sido dicha casa y dichos abuelos.

Titulamos al proyecto Abuelos Artificiales porque la idea original mutó a otra que propone explorar la memoria a través de nuestros antepasados y sus recuerdos, generando una especie de Inteligencia Artifical que se proponga aprender cómo y qué es un abuelo o abuela. Una exploración de la casa de unos abuelos, la cuál ya no existe pero se recrea a partir de memorias y ejercicios de posmemorias. La memoria corporal de recorrer espacios con los ojos cerrados. Abrirlos seguir recorriendo el espacio. Crearlos a partir de nombrarlo.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s